nutricionista-madrid-alcachofa

La alcachofa o alcaucil es una planta que aporta unos beneficios y propiedades muy favorables para la salud. Se caracteriza por ser una planta perenne que puede alcanzar los dos metros de altura. Sus flores son de color azulado. ¡Conozcamos sus virtudes!

En relación a la composición de las alcachofas, se trata de una planta cuyos principales componentes son los mucílagos, vitaminas del complejo B, minerales (fósforo, hierro, potasio y magnesio), flavonoides y determinados ácidos.

La hoja de la alcachofa contiene magnesio, potasio y esteroles, los cuales actúan en cierta sinergia con la cinarina, una sustancia tanto aromática como amarga.

BENEFICIOS:

– La alcachofa presenta una importantísima actividad reguladora de la secreción biliar, estando indicada en casos de mala digestión de las grasas, ictericia e hígado perezoso. Se utiliza para curar enfermedades vinculadas al hígado (cirrosis, intoxicación, hepatitis). Además tiene entre sus propiedades el aliviarnos la acidez de estómago, eliminando también dolores, distensión abdominal, molestias…

– Ayuda a regenerar las células hepáticas, ayudando a combatir las sustancias tóxicas, y puede ser ideal en casos de hígado graso, a la vez que es capaz de reducir el colesterol alto.

– Es un excelente depurativo, ayudando a eliminar liquido del cuerpo, por lo que resulta beneficioso no solo para la obesidad al reducir grasas, sino en aquel cúmulo de enfermedades vinculadas a la eliminación del agua, por la eliminación de toxinas y mayormente en el ácido úrico: enfermedades circulatorias, gota, artritis.

– Muy recomendable para los diabéticos ya que disminuye en nivel de azúcar en sangre.

Su poder principal reside en la capacidad que proporcionan los ácidos para reducir el nivel de colesterol en la sangre, disminuye la presión arterial y previene la arteriosclerosis.

Nos ayuda a regular el estreñimiento y las diarreas.

– La alcachofa se utiliza además en las dietas, y es que gracias a sus fibras vegetales es más que perfecta para controlar el apetito al absorber el agua del estómago, dándonos así una sensación muy adecuada de saciedad.

– Los ácidos cafeico, pantoteico y los flavonoides de la alcachofa, son muy adecuados para prevenir y mejorar en algunos tipos de cáncer.

– Buena fuente de vitamina C y ácido fólico.

Baja en calorías y en índice glucémico por lo que es excelente para personas que están tratando de perder peso.

– Las alcachofas pueden ser una de las mayores fuentes de antioxidantes en la dieta.

Constituye un alimento sano que no puede faltar en una alimentación equilibrada, es sin duda una hortaliza más que básica para nuestra dieta diaria. Ya no tienes excusa para introducirla en tu dieta.

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO 😉