nutricionista-madrid-costillar-cerdoLa carne es un alimento que está presente en nuestra dieta cotidiana siendo una de las principales fuentes de proteínas, pero en muchos casos nos aporta cantidades de grasa que debemos tener en cuenta.

Este aspecto siempre se ha atribuido a la carne de cerdo, por lo que ha sido alejada de nuestra dieta por considerarla rica en grasas que podían poner en riesgo nuestra salud. Por este motivo vamos a ver otras propiedades de la carne de cerdo que seguramente desconozcas y así, ¡puedas disfrutar de ellas!

-Como todo alimento cárnico, hay que tener presente el alto contenido de proteínas de un gran valor biológico.
Por esta razón, se recomienda en épocas de crecimiento, además de ser un alimento apetecible para los niños por su peculiar sabor. Para los deportistas también es muy importante ya que interviene en el metabolismo de la glucosa en el músculo.

-Hay que destacar su moderado contenido en grasa, que es menor de lo que la gente cree.

-Aporta vitaminas como la tiamina, vitamina B, niacina, riboflavina y vitamina B12, todas ellas necesarias para conseguir y mantener una correcta salud en los tejidos de nuestro cuerpo.

Su alto contenido de tiamina contribuirá, además, a mantenernos más activos y llenos de vitalidad, necesaria para conseguir una correcta asimilación de los hidratos de carbono por parte del organismo. A esto hay que sumar el papel importante que tiene esta sustancia a la hora de conseguir un equilibrio en el sistema nervioso, ya que tiene un papel importante en su correcto funcionamiento.

Por su alto contenido en vitamina B1, el consumo de la carne de cerdo semigrasa, ayuda a superar el estrés y la depresión. Es muy recomendable en periodos de embarazo o lactancia y también después de operaciones o durante períodos de convalecencia, debido a que en estos periodos hay un mayor desgaste de esta vitamina.

-Alto contenido en minerales como el hierro, zinc, fosforo, magnesio y potasio, necesarios a la hora de mantener unos correctos biorritmos corporales. El potasio, concretamente, nos permite el correcto funcionamiento muscular y de la realización adecuada de los movimientos por parte de los distintos músculos del organismo, entre ellos el corazón. El hierro, fósforo y magnesio son de gran importancia para el organismo humano ya que intervienen en la formación de huesos y dientes.

-Es un alimento que no contiene azúcar.

-Es baja en colesterol y rica en grasas monoinsaturadas, contiene un 48% de ácido oleico, un ácido graso como el del aceite de oliva que ayuda a equilibrar los niveles de colesterol.

Dentro de las funciones metabólicas de las grasas está la de servir de vehículo a las vitaminas liposolubles (A,D,E,K) y la de proporcionar características de jugosidad, ternura y buen sabor, además de ser indispensables en la fabricación de productos cárnicos porque aportan palatabilidad y textura.

La carne de cerdo es muy variada y su contenido en grasa dependerá mucho de la zona que estemos consumiendo. La parte que menos cantidades nos aporta es el lomo, que simplemente tendrá entorno al 3% de contenido graso. Se trata de una parte muy suculenta y rica al paladar, fácilmente digerible por parte del organismo y que es de gran utilidad para nuestra alimentación.

Como has comprobado la carne de cerdo nos aporta beneficios importantes para nuestro organismo, así que no es necesario  eliminarla de tu dieta, sólo consúmela con moderación y ¡todo arreglado!

Ver nuestras recetas con cerdo: 

-Solomillos de cerdo agridulce.

-Lomo de cerdo en salsa española.

-Solomillo relleno con pasas y piñones.

-Lomo asado al Oporto.

MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO!!