nutricionista-madrid-nutrete

 

 

Puede que sigas una dieta sana, pero ¿te has planteado si la forma en que cocinas es saludable?

Es muy importante cocinar los alimentos de forma correcta para que nos aporten todos sus nutrientes y no se formen sustancias tóxicas. Además si la forma de cocinado es la correcta nuestros platos ganarán sabor y palatabilidad.

Antes de cocinarlos debemos tener cuidado con seguir una correcta forma de manipularlos y almacenamos para que no se produzcan contaminaciones con microorganismos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud, pero bueno de eso hablaremos otro día.

Algunos consejos que debemos seguir:

No cocinar los alimentos en exceso ya que al someterlos a temperaturas muy elevadas se pueden formar sustancias tóxicas para nuestro organismo. Por ejemplo las carnes y el pescado si se cocinan en exceso forman compuestos nitrogenados peligrosos para nuestra salud.
Por tanto es aconsejable no poner a cocinar una carne o un pescado en un recipiente que eche humo.

-Las carnes picadas, las hamburguesas y las salchichas deben alcanzar en el centro los 75ºC durante dos minutos, es decir, nunca debemos dejarlas crudas para asegurarnos de que se destruyen todos los microorganismos perjudiciales. Al estar picadas tienen una mayor superficie de exposición a sustancias nocivas.

Los alimentos con huevo deben cocinarse bien y alcanzar los 75ºC en el centro del producto, por tanto debemos cuajar siempre bien las tortillas, sobre todo en época estival.

No tostar el pan o alimentos con almidón en exceso, para evitar la formación de acrilamida, un compuesto asociado a efectos adversos para la salud. Por tanto el pan debemos tostarlo sin que se llegue a quemar, procurando no tomar si se ha quemado.

-Si freímos un alimento lo mejor es hacerlo en aceite de oliva que no esté usado ni a una temperatura muy elevada, para evitar que cambie el sabor del alimento y la formación de hidrocarburos aromáticos policíclicos que son perjudiciales para la salud.

-Debemos separar los alimentos crudos de los cocinados y conservarlos en espacios diferenciados, ya que los alimentos crudos pueden contener microorganismos que pueden contaminar los cocinados.
Por tanto en le nevera es recomendable conservar los cocinados en los estantes superiores y los crudos en los inferiores.

-Una vez cocinado el plato, debemos refrigerarlo lo antes posible y no mantenerlo a temperatura ambiente más de 2 horas. Para facilitar su enfriamiento es mejor distribuirlo en recipientes pequeños.

Recalentar bien la comida para eliminar los microorganismos que se hayan podido formar durante su conservación. Un alimento se ha recalentado de forma óptima cuando hay que dejar enfriarlo para consumirlo.

Descongelar los alimentos en el frigorífico o en el microondas justo antes de prepararlos, nunca a temperatura ambiente para no favorecer la proliferación microbiana.

¿Qué opináis de todos estos consejos? Ahora ya sabéis si cocináis de forma segura!!

MUCHAS GRACIAS POR PONER UN COMENTARIO SI TE HA PARECIDO INTERESANTE.