Errores-dieta

Hola a todos!!

Ya se ha terminado la Semana Santa y ahora empiezan los lloros por los kilos cogidos con las torrijas y demás y antes de que empecéis con las tontunas DETOX, os dejo este nutri-post de reflexión.

Después de muchos años trabajando como nutricionista, me atrevo a comentaros los errores más comunes que se cometen cuando una persona se pone a dieta.

Espero que os sirva, os sea útil, y lo mejor de todo que os haga pensar y rectificar!! Ya sabéis que rectificar es de sabios 😉

Voy a probar otra dieta.

A “Fulanita” le ha ido muy bien esta dieta, la voy a probar a ver que pasa…..¿La voy a probar?……¿Cómo que la voy a probar? Una dieta es mucho más que un pasatiempo, es un proyecto largo y si uno se decide a hacerlo es para hacerlo bien, no para probar, debemos ser firmes al tomar la decisión de empezar una dieta.

Lo primero que necesitamos es estar decididos, querer no es sólo perder peso sino también cambiar nuestros hábitos alimentarios y aprender a comer bien y así compensar cuando tengamos algún exceso. No es sólo comer más sano y equilibrado, es también estar activos y adoptar un estilo de vida más saludable. De verdad, ¡merece la pena!! Os sentiréis mucho mejor!!

Una dieta equilibrada, pautada por un nutricionista y adaptada a tus necesidades, es muy fácil de seguir y es mucho más que dejar de comer ciertos alimentos.

Si estás decidido a empezar a cuidarte y no sabes donde acudir, puedes contactar conmigo AQUÍ y te informaré sin compromiso.

Quiero darle a un botón y bajar 3 kg cada semana.

Siempre lo digo: “no es bajar rápido, es bajar bien!!”. Lo importante es ir bajando de peso cada semana, sin pasar hambre, controlando la ansiedad, aprendiendo a comer bien y a disfrutar de lo que, al principio es un esfuerzo y una obligación, con el tiempo se convierte en un estilo de vida.

De nada sirve estar una semana bajo una dieta estricta y bajar 3 kg de peso. Eso no es un trofeo a enseñar, el trofeo es bajar de peso y conseguir mantener ese peso en el tiempo, habiendo aprendido qué hacer, qué comer y qué no hacer.

No debemos compararnos con otras personas, hay personas que a la que le sobran más kilos y bajan más rápido al principio, personas que hacen mucho ejercicio y eso les ayuda a perder peso más rápidamente, personas que, por su trabajo y horarios tienen más dificultades…..cada uno es un mundo y lo importante son nuestras metas y nuestros logros, no las de los demás.

Comer menos para bajar más de peso.

Muchas veces pensamos que comiendo sólo 2 veces al día, el no desayunar o el no cenar, el comer muy poca cantidad, el dejar de comer a las 7 de la tarde….nos va a ayudar a bajar más de peso y esto NO ES ASÍ.

Es muy importante hacer 5-6 comidas al día y comer una cantidad adecuada, ni comer mucho y estar a punto de “reventar” ni comer muy poquito y pasar hambre.

En nuestra dieta debe haber tres comidas más abundantes (desayuno, comida y cena) y dos o tres tentempiés, colaciones, entre horas o como queramos llamarlos. Éstos deben estar compuestos por alimentos sanos como fruta, lácteos desnatados, pan integral, frutos secos…..en vez de galletas, embutidos, bollería, bocadillos, cerveza y tapa…..

Lo más recomendable es comer cada tres horas aproximadamente, siendo muy importante realizar el desayuno nada más despertarnos, nuestro cuerpo necesita energía para poder estar funcionando.

Toda la ropa que me queda grande la voy a guardar “por si acaso”:

¿Por si acaso qué?, ¿Realmente cuál es el fin de guardar esa ropa? Si una persona ha conseguido llegar al peso que quería y bajar alguna talla….. ¿para qué va a guardar la ropa?.

La ropa que vaya quedando grande debe estar fuera del armario, o bien se la da a su cuñad@, a su prim@, a su ti@ o puede llevarla a algún centro donde la necesiten, también puede arreglársela si tiene cerca a alguien “muy manitas” en esto de la costura.

Siempre recomiendo quedarse con una prenda para verla y decir “lo he conseguido” como cuando se deja de fumar y se guarda una cajetilla durante años, pues lo mismo.

Hacedme caso, cuando uno hace el esfuerzo de bajar de peso y de aprender a comer, esa ropa forma parte del pasado y de unos hábitos de vida poco saludables y NO debe guardarse por si acaso.

Consumir alimentos light pensando que son MUY sanos:

En post anteriores sobre qué mirar en un etiquetado (LEER AQUÍ) o sobre los alimentos light (LEER AQUÍ) hemos hablado de este problema.

Nos ponemos a dieta, nos vamos al super y llenamos el carro de alimentos con envases de color rosa donde pone “sin lo que sea añadido” o con la palabra light o con el famoso 0%, pero realmente hemos mirado si esos productos son sanos??.

Siempre recomiendo elegir alimentos frescos, y si vamos a comprar alimentos procesados, es decir, que vengan en un envase ya preparados, siempre debemos mirar su etiquetado y comparar para elegir los más sanos posible.

Los alimentos light tienen un 30% menos de energía, azúcar o grasas que su homólogo no light, pero el resto (el 70% restante) lo tienen, así que pensar que se pueden comer sin problema porque son muy sanos y nos ayudan a bajar de peso es un error. De hecho, muchas veces al ser light comemos mucha más cantidad y al final nos hacen el efecto contrario a bajar de peso :(

Seguro que me he dejado alguna cosa en el tintero…..¿Se os ocurre alguno más??, SE ACEPTAN SUGERENCIAS VARIAS…..

GRACIAS POR COMPARTIR!!