nutricionista-madrid

Tras la vuelta de las vacaciones algunos de vosotros habéis podido notar los excesos de éstas fechas y haber visto como la báscula nos sorprendía con algún kilito de más. Pero no os preocupéis, ahora es tiempo de volver a la línea y para deshacerse de ellos no tenéis nada más que seguir estos consejos:

-Se debe seguir una dieta equilibrada aunque menos calórica y depurativa. ¡Ojo! no es bueno que sea demasiado exigente, es decir, duros ayunos, prescindir de cenas o dietas que no cumplan con las cantidades nutricionales recomendadas (sólo frutas…), ya que si sometemos a nuestro organismo a tantos vaivenes de ingestas detectará que debe ahorrar energía y quemará menos. Por tanto, la dieta debe ser variada pero eligiendo y combinando los alimentos que nos puedan ayudan a eliminar las toxinas que nuestro cuerpo haya acumulado.

-Restablecer las rutinas y horarios de comidas, manteniendo la ingesta de 4-5 comidas diarias, lo que te ayudará a no llegar a la siguiente comida con mucha ansiedad y comer más de lo que debes.

-Deben estar presentes alimentos con más fibra y vitaminas, como las frutas (piña, melón, granada) y verduras de hoja verde (alcachofas, espárragos, apio, puerro).

-Tomar la fruta a media mañana y para merendar te serán de gran ayuda para depurar.

Para el postre, decántate por yogures bífidus desnatados, así combatirás el estreñimiento habitual por el cambio rutinas.

 –Evitar las grasas y azúcares. Además elige formas de cocinado que no supongan un añadido de calorías como el papillote, los asados o cocinados a la plancha o el vapor.

-Consumir más pescado que carne ayudará a reducir el aporte de calorías. El marisco también puede ser un buen aliado ya que aporta pocas calorías y ambos proporcionan proteínas, minerales y aceites grasos saludables.

 –El agua tiene que seguir siendo tu compañera y beber entre 1,5-2 l a lo largo del día.

 –Puedes incluir infusiones como el té verde, té rojo, cola de caballo, diente de león, hinojo…que te ayuden a depurar el organismo y eliminar líquidos.

 –Y por supuesto, volver a la rutina de realizar ejercicio físico para acelerar nuestro metabolismo. Puedes comenzar por ejercicios aeróbicos como salir a caminar o correr de forma suave, sobre todo si no has practicado ejercicio durante las vacaciones.

 Siguiendo estos consejillos los excesos no dejarán rastro, pero no te agobies, poco a poco es como mejor que consiguen los resultados. ¡Ánimo!

MUCHAS GRACIAS POR PONERNOS UN COMENTARIO SI TE HA PARECIDO INTERESANTE :)